6 pensieri su “Sono come le Olimpiadi, festeggiano…

  1. La posible salida de Rodrigo Palacio, en este receso más posible que las veces anteriores, puede abrir un lugar en la dupla de ataque como no sucede desde hace tres años y sin mucho recambio de nombre en el plantel (Castromán podría irse y sólo quedan los juveniles), Boca saldría a buscar un reemplazante. Y uno de los que aparece en los planes es Mauro Zárate, el ex Vélez que se fue a Qatar y estuvo los últimos seis meses en el Birmingham de Inglaterra.

    Las chances de Zárate crecen si se tiene en cuenta que el club dueño de su pase, el Al Saad de Qatar, acepta que el jugador no vuelva a ese país y no tiene problemas en cederlo nuevamente a préstamo, como ya lo hizo con el Birmingham de la Premier League. “Para nosotros y el dueño la prioridad es Europa, pero todos saben lo que significa Boca”, explicó Sergio Zárate, hermano mayor a cargo de los negocios de Mauro.

    En concreto, lo que hubo por el momento fue un llamado de un intermediario que les preguntó a los Zárate si les interesaba la posibilidad de ir a Boca. Y hay que tener en cuenta que Carlos Ischia fue el técnico que hizo debutar a Mauro en Vélez, el 21 de mayo del 2004 (1-2 vs. Arsenal).

    La compra de Zárate para un club argentino sería imposible, porque el Al Saad pretende bastante más que los 20.000.000 de dólares que le pagó a Vélez a mediados del 2007. En cambio, por las pocas ganas del pibe de 21 años de volver a Qatar, el préstamo es muy viable y no en cifras imposibles de alcanzar para Boca. Después, lógicamente, Ischia deberá que analizar si es el reemplazante ideal para Palacio o no, si se parecen, si es compatible con Palermo. Lo que está claro es que al Pelado le gusta…

  2. é dura mirko…so di voci che danno Zarate in cima alla lista di molte inglesi (tra cui l’Arsenal)..sarebbe un gran colpo…però prima si dovrà vendere Rodrigo per almeno 15-20 milioni…bisogna vedere chi è disposto a spendere cosi tanto per lui…per me vale max 15milioni, non di più…e cmq vedremo cosa succederà…

Lascia un commento